Experiencias de Innovación

Escuelas

Centro Técnico Profesional de Maipú, creatividad y colaboración a toda máquina

Utilizando el Pensamiento de Diseño, esta escuela municipal ha innovado para mejorar la educación técnico profesional que entrega a sus alumnos.

Fue en 2013 cuando Mariela Muñoz, directora del Centro Técnico Profesional de Maipú desde 2004, conoció el Pensamiento de Diseño.

Después de participar en Rómpela, encuentro de directivos de todo Chile realizado por Fundación Chile, orientado a promover y fomentar la innovación entre profesores, comenzó a utilizar esta metodología que, desde entonces, ha sido muy útil para esta escuela técnico profesional con especialidades en Electricidad, Servicios de Alimentación Colectiva y Telecomunicaciones.

“Tenemos más de mil alumnos de nivel socioeconómico medio a bajo, algunos de ellos muy vulnerables y de familias poco estables, con mucha deserción escolar, que para nosotros es un problema. Sabemos que para nuestros niños es muy importante el título técnico de nivel medio que obtienen aquí. Cuando conocí el Pensamiento de Diseño me pareció que podía ser útil para resolver ese y otros problemas, y decidí aplicarlo”, dice.

La primera vez fue en un consejo de profesores. “Sugerí una lista de temas para los cuales había que buscar una estrategia de mejora. Empezaron a surgir las ideas, que fuimos anotando y luego clasificando en grupos. Luego llegamos a una idea de consenso, elaboramos un objetivo y pensamos cómo se podría implementar un proyecto (con tiempos, actividades de ejecución, responsables, recursos, etc.) para responder a la necesidad planteada inicialmente. Ahí nos cambió la vida. Nuestras reuniones pasaron de ser expositivas a colaborativas y participativas”, explica.

Y ese cambió se reflejó luego en los alumnos y los mismos profesores. “El método es muy bueno, porque hemos podido resolver temas que nos afectaban y mejorar los resultados en distintas asignaturas. Como directivos nos ha permitido estructurarnos, focalizar mejor el objetivo de lo que queremos lograr y que todos participen. La colaboración es muy potente cuando se trabaja con ella. Todo el mundo opina y aporta ideas”, cuenta.

Colaboración y empatía para resolver problemas

El Pensamiento de Diseño, concepto vital en procesos de innovación, fue ideado por el estadounidense David Kelley, quien también lo vinculó con la educación, basándose en la creencia de que sería útil para desarrollar nuevas soluciones para el aula, las escuelas y la comunidad.

Permite abordar problemas, necesidades o desafíos de manera reflexiva y divertida, para transformarlos en oportunidades y llevar nuevas ideas a la práctica. Se basa en la colaboración, creatividad, pensamiento crítico, comunicación y empatía.

Funciona así: Se inicia entendiendo las necesidades y motivaciones de la comunidad escolar (alumnos, profesores, directivos y padres) y continua generando las ideas que puedan convertirse en proyectos de mejora, en un trabajo de equipo reflexivo, empático y, por qué no, también crítico. ¿El fin? Transformarlos en oportunidades para llevar nuevas ideas a la práctica y crear algo nuevo, sin importar qué tan grandes sean los desafíos.

Para Mariela Muñoz, esta técnica es una forma de innovar en educación: les ha servido para implementar distintas estrategias y metodologías en la sala de clase, rompiendo la clase frontal; para hacer gestión desde el equipo directivo, y potenciar temas como el fortalecimiento del currículum, la convivencia y al profesor como líder en su sala de clases; han podido resolver problemas (como el regreso a clases luego de los últimos paros de profesores) e incluso modificar junto a la comunidad el proyecto educativo del Centro Técnico Profesional..

Los resultados se han visto reflejados en las evaluaciones de las prácticas de los alumnos que egresan, que son 98% buenas. “Hay muy pocos con problemas y tienen más proactividad e iniciativa, en comparación con los egresados en años anteriores”, explica la directora. También se han dado cuenta de que para los profesores es una oportunidad de organizar su trabajo de forma colaborativa en vez de que sea en una reunión típica.

Y respecto al proceso educativo, cuenta:

“El otro día estuve en uno de los cuartos medios, que habían leído “El Quijote” y después hicieron maquetas, infografías, representaciones. Fui puesto por puesto y salí fascinada, porque hace un par de años atrás no me habrían hablado del libro, hubiese tenido que preguntar y habría sido un monólogo. He visto que ellos manejan más palabras y tienen mayor seguridad en su planteamiento de ideas”

Agrega que la Corporación de Educación de Maipú, de quien dependen, está tranquila con el trabajo que hacen, porque han visto resultados: su matrícula es una fortaleza, han generado redes con empresas y poseen un buen porcentaje de titulados. “Pero a la par de todo eso está la mística que hay en esta escuela. Es una escuela viva, que avanza. No es algo tangible, pero existe”, dice Mariela.

ESTRATEGIAS PEDAGÓGICAS PARA TODOS

Huertos ecológicos: Cada tercero medio tiene un huerto que está hecho de pallet, para que puedan cultivar las especies que utilizan en su aprendizaje. Este año se implementaron también los huertos hidropónicos. Los alumnos los elaboran completos: desde comprar la madera para armarlos hasta sacar las lechugas para utilizarlas en sus preparaciones.

Libro de cuentos: Es parte del proyecto del Lagarto Leo, para potenciar la lectura en niños de primero básico. Es un compromiso hacen los apoderados y los niños, que se aprenden un juramento, y que culmina con un libro de cuentos que los niños escriben y después se publica.

Proyecto buffet carrera de Alimentación: Este año modificaron la prueba final que daban los alumnos de cuarto medio para que abordaran el ítem Pastelería, que siempre se quedaba fuera por tiempo. “Aplicando la técnica y conversando este problema, finalmente este año se hizo un solo buffet de los tres cursos, y de pastelería”, explica Mariela.

Circuitos Pedagógicos Gastronómicos: Se realizan desde el año pasado y los alumnos de la especialidad de Alimentación del están felices. Visitan lugares como la Vega Central, la parte gastronómica de Valparaíso, el patio Bellavista o el terminal de flores. Así aprenden in situ sobre las frutas y verduras que hay en la Vega, por ejemplo, en vez conocerlas sentados en su sala de clases, a través de un PPT. Al regreso, para demostrar lo aprendido, deben disertar al respecto.

“Nos dimos cuenta de que nuestros niños tenían muy poco mundo, y eso era un problema. Por eso quisimos abrir su mente en lo vinculado a la gastronomía. Y les ha servido mucho. Bien guiados y con disciplina, mostrándoles el mundo, los niños reaccionan positivamente”, señala Mariela Muñoz.

Esta nueva estrategia pedagógica ha ayudado a disminuir los niveles de inasistencia y deserción, problema contra el cual debe luchar el establecimiento. La mayoría de los más de mil alumnos que se educan ahí son de nivel socioeconómico medio a bajo, de familias vulnerables y poco estables.

REFORMULACIÓN PROYECTO EDUCATIVO

Así como la directora del CETPM logró utilizar el Pensamiento de Diseño con su equipo y para proyectar nuevas estrategias pedagógicas, lo hizo también con toda la comunidad escolar con el objetivo de reformular el proyecto educativo.

A fines de 2014 reunió a más de 150 personas y armó mesas de trabajo con alumnos, apoderados, profesores, representantes de la Usach, UDLA, Central de Restaurantes, del consultorio cercano y la junta de vecinos, y aplicó el Pensamiento de Diseño para analizar la escuela que tenían y la que querían. Cada grupo tenía un líder que dirigía el trabajo, estimulaba las ideas y la discusión para llegar a consensos.

Así lograron cambiar el proyecto educativo del establecimiento, generar otra misión, visión, el perfil de alumno y docente, y dar los énfasis para el año siguiente. “Hicimos un gran trabajo que sirvió para validar nuestro nuevo proyecto educativo. Pudimos darle un espacio de conversación y análisis a toda la comunidad que no hubiéramos logrado con una reunión en el auditorio”, dice Mariela.

VUELTA A CLASES LUEGO DEL PARO DE PROFESORES

Después del paro de profesores de fines del año 2014 los docentes del establecimiento tenían muy poco tiempo, para poder cerrar promedios y entregar las actas a la Corporación Municipal de Educación. Además, tenían que ser totalmente creativos para responderle a los alumnos, profesores y apoderados, para no perder su confianza.

“El Pensamiento de Diseño nos hace abrir caminos frente a la dificultad. ¿Qué hicimos con el equipo directivo? Visualizar el problema y consensuar ideas. Acordamos que cada profesor jefe tomaba su curso y se enfocaba en los niños que tenían más problemas de notas. Diseñamos actividades modelo para cada asignatura, pasamos al profesor para que se hicieran responsables de cada curso y de todos los temas que tuvieran los niños. Fue un proceso muy rápido y exitoso. Nos pareció importante pasarles el bastón a ellos otra vez, para que tomaran nuevamente el liderazgo en la sala”, comenta Mariela.

LA VISIÓN DE LOS PROFESORES

Victoria Osorio, coordinadora carrera Servicios de Alimentación Colectiva: “El Pensamiento de Diseño es un valor agregado”.

“Desde que en 2013 conocí el Pensamiento de Diseño, siento que empezamos a hacer más cosas, nos ordenamos, planificamos mejor y estructuramos lo que queremos hacer.

El trabajo de los profes en colegio municipal es muy extenuante, tendemos a ver lo malo y a no creer en nuestros alumnos. Pero tengo la sensación de que con esta técnica uno anda más contenta, es como un punch, un valor agregado. Mejora el clima laboral, porque rompemos el esquema, empezamos a ver lo bueno y cambia nuestra actitud frente a los alumnos. Tengo profesoras que trabajan contentas y eso se nota en el trabajo con los niños.

¿Y cómo sabemos que esta técnica es un aporte para los niños? Porque se muestran muy interesados con las actividades que planificamos. Se portan bien, les gusta venir a taller, pese al tema social que viven, y hacen lo que se les pide. Si no les gustara, no lo harían. Siento que hemos vuelto a cautivarlos, hacen las cosas con ganas. Nuestra meta es que eso perdure en el tiempo y yo siento que con el Pensamiento de diseño logramos eso”.