Ingreso

Usuario registrado

El mundo cambió

Siglo XXI: ¿Una época de cambios?
Una educación para el siglo XXI significa una educación para aprender, trabajar y vivir en estos tiempos de cambio.

Nos encontramos en una época de transición acelerada, y como en todo cambio profundo hay desajustes que provocan distintas manifestaciones de caos en las formas de organización social establecidas. Una educación para el siglo XXI significa una educación para aprender, trabajar y vivir en estos tiempos de cambio. A continuación hacemos referencia a algunas de estas importantes transformaciones.

EVOLUCIÓN DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

Cuando hablamos de sistemas productivos, nos estamos refiriendo a la manera en que hacemos las cosas en el mundo: Cómo obtenemos la energía, los distintos sistemas de trabajo y su organización, las diferentes formas de transferir y crear conocimiento, entre otras.

Los primeros modos de producción de la sociedad fueron agrarios, es decir, la posesión de la tierra y sus frutos dictaba los tipos de trabajo que permitían a las personas sobrevivir y sostenerse económicamente. No existía la escuela: la educación se concentraba en las iglesias y excepcionalmente superaba la alfabetización básica.
AGRARIA
PRODUCCIÓN

El desarrollo de las ciudades junto al descubrimiento del vapor como energía, desarrolló un sistema productivo industrial, históricamente conocido como Revolución Industrial, cuyo centro se encontraba en la distribución del trabajo en líneas de producción. Cada trabajador desarrollaba una sola parte del producto, formando parte de una cadena que necesitada de múltiples operarios. Las exigencias de mano de obra calificada demandaron un proceso de capacitación masivo, llevado a cabo por las naciones a través de la escuela. Este es el origen de la enseñanza básica obligatoria, nacida para satisfacer las nuevas capacidades requeridas por un porcentaje de la población cada vez más amplio.
INDUSTRIAL
PRODUCCIÓN

A partir de los 90’s la digitalización permite que cualquier contenido – texto, imagen, sonido – pueda transformarse en código binario y por lo mismo homologar su tratamiento con la computación. Esto dio paso a la era de la información, un nuevo modelo de producción que se caracterizó por la automatización de las actividades y la complejización de las transmisiones de información. En la que progresivamente se aceleran las velocidades de procesamiento de datos y se facilita su almacenamiento en dispositivos cada vez más pequeños.
DE LA PRODUCCIÓN
DIGITALIZACIÓN

Esta etapa en el desarrollo humano nuevamente produjo importantes cambios a los sistemas económicos. El conocimiento se transformó en una fuerza central en la actividad económica, compañías y países dependen cada vez más del capital humano e intelectual. La innovación ha llegado a ser la fuerza de cambio dominante en la economía y la sociedad. La educación y el aprendizaje están en el corazón de esta mega tendencia.
El conocimiento se convirtió, entonces, en un nuevo e importante factor de producción. El trabajo basado en el conocimiento desplazó al trabajo manual y el valor de los activos intangibles de las empresas ( bienes no materiales) aumentó considerablemente.
La revolución de la información llegó de la mano de los modos de creación y distribución digital. Por primera vez cualquier ser humano podía “subir” información a los sistemas compartidos de internet (la World Wide Web o www) y por consiguiente “publicar” o transmitir mensajes, con infinitas posibilidades de actualización de contenido. De esta manera, muchas de las limitaciones materiales de transmisión y almacenaje de conocimiento fueron contrarrestadas debido a la inmediatez y gran alcance de los nuevos sistemas. El conocimiento que genera una persona podría, entonces, adquirir un extraordinario valor añadido al ser procesado por otros, generándose nuevos estadios de conocimiento.
CONOCIMIENTO
LA ERA DEL

El conocimiento que genera una persona podría, entonces, adquirir un extraordinario valor añadido al ser procesado por otros, generándose nuevos estadios de conocimiento.

CONTRADICCIONES DE NUESTROS TIEMPOS

Los modelos insostenibles de desarrollo económico y consumo contribuyen al calentamiento global, al deterioro del medio ambiente y al recrudecimiento de las catástrofes naturales.

La DEFORESTACIÓN no sustentable de selva amazónica, por cierta ganancia económica.
La expansión industrial en China ha causado una preocupante POLUCIÓN MEDIOAMBIENTAL.

El crecimiento económico y la creación de riqueza han reducido los índices mundiales de pobreza, no obstante, al mismo tiempo ha aumentado la desigualdad, la vulnerabilidad, la exclusión y la violencia en el interior de las sociedades.

Chile lidera los índices de DESARROLLO ECONÓMICO y social dentro de Latinoamérica.
También lidera el ranking de DESIGUALDAD SOCIAL en las áreas de educación y de economía.

Aunque los marcos de derechos humanos internacionales a nivel global se han fortalecido en los últimos decenios, la aplicación y la protección de manera local de estas normas sigue planteando grandes dificultades.

El EMPODERAMIENTO FEMENINO visto en el acceso equitativo a la educación...
...no elimina la INEQUIDAD LABORAL Y SOCIAL que aún sufren día a día millones de mujeres.

Al mismo tiempo que el desarrollo tecnológico contribuye a una mayor interconexión y abre nuevas vías para el intercambio, la cooperación y la solidaridad, asistimos a un incremento de la intolerancia cultural y religiosa.

La EXPLOSIÓN MIGRATORIA del año 2015 entre países del medio oriente y países europeos...
...ha desatado numerosas CRISIS SOCIALES a partir de la intolerancia y los desacuerdos religiosos y culturales.

NUEVOS CONCEPTOS PARA EL NUEVO SIGLO

Hoy gran parte de la economía a nivel mundial se comunica a través de la red y proceden dentro de esta. La investigación, los sistemas económicos y políticos operan en la llamada “nube”, espacio virtual de almacenaje compartido de datos. La banca, las telecomunicaciones, el transporte, los medios de comunicación, la telefonía, el entretenimiento, entre otros, están conectados y son accesibles desde múltiples puntos en el mundo. Esto ha producido diferentes y crecientes transformaciones en los distintos ámbitos de la vida, los que traen consigo nuevos conceptos que redefinen nuestros modos de vida:

Aldea Global

El planeta Tierra se simboliza a través de una aldea de enormes dimensiones ya que los individuos, debido a los medios de comunicación, pueden conocer en todo momento lo que ocurre en cualquier otro lugar del mundo. No obstante, esta conexión entre sociedades y sus culturas, logros tecnológicos y descubrimientos científicos, también conectan sus crisis y conflictos internos.

Interculturalidad

Se refiere a los múltiples intercambios, tanto materiales como intangibles, entre las distintas culturas, a la vez que una creciente identidad cultural construida a través de significados provenientes de sociedades geográficamente lejanas los que se vuelven de fácil y cotidiano acceso debido a los desarrollos tecnológicos de las comunicaciones. Por otro lado, la cada vez mayor inmigración entre países ha desarrollado una permeabilidad cultural que si bien enriquece a las sociedades, también provoca tensiones sociales a resolver.

Sustentabilidad

Es la existencia de condiciones económicas, ecológicas, sociales y políticas que determinen su funcionamiento de forma armónica a lo largo del tiempo y del espacio, es decir, asegurar que el desarrollo de los distintos niveles de una sociedad se lleve a cabo de maneras que no perjudiquen a la misma o a otras en el futuro. Conlleva una noción de desarrollo empático con los contextos circundantes, sean estos sociales como naturales, entendiendo que una convivencia equilibrada permitirá un desarrollo exitoso integral.